6.8.13

TEXTOS EN RED: DERIVAS Y FICCIONES: STANLEY KUBRICK Y LA PINTURA DEL SIGLO XVIII. ODA A LA BELLEZA ENVENENADA

COORDINADORES: MARIEL MANRIQUE - HERNÁN MARTURET



STANLEY KUBRICK Y LA PINTURA DEL SIGLO XVIII  
ODA A LA BELLEZA ENVENENADA




POR MARIEL MANRIQUE



“Los colores reales solo parecen verdaderos
cuando los vemos en la pantalla”

Alex, La naranja mecánica, 1971.



I.     El paraíso perdido



El 30 de julio de 1712, Jean-Antoine Watteau fue invitado a unirse a la Académie de Beaux Arts de París. Por primera vez en la historia de esa institución, se libró a la decisión del pintor el tema de la composición que evaluaría el jurado. 

En 1717, Watteau reveló al círculo académico su Partida de la isla de Citerea, la escena idílica de una cadena de parejas que abandonan el mítico santuario de Venus al que arribaron en barca. Watteau moriría cinco años después, a los 37 años, consumido por una tuberculosis presumiblemente agravada por las inclemencias del invierno inglés, tras haber deambulado, frágil y enfermo, por un mundo condenado a la desaparición. El mundo de la belleza delicada y fugitiva del (...)