9.7.13

RESEÑAS DE "SOMBRAS DESOLADAS" Y "EL MURMULLO DE LAS IMÁGENES" EN LA REVISTA "DIRIGIDO POR..."






Publicamos las reseñas de dos de nuestros libros publicadas en la revista Dirigido por..., una destacada dedicada a Sombras desoladas y la otra, pequeña en extensión, sobre El murmullo de las imágenes.




Sombras desoladas
Costumbrismo, humor, melancolía y reflexividad en el
cine español de los años cuarenta
José Luis Castro de Paz
Hispanoscope libros, Santander: Shangrila Textos Aparte, 2012

Una reseña de Ramón Freixas
Dirigido por... nº 435, julio-agosto 2013


La indispensable relectura del cine español, desprovista de miradas romas, de flagrantes tópicos y de tóxicas descalificaciones, dispone de una notable labor investigadora desarrollada en los últimos años: su punto de inflexión se focaliza en el indiscutible vigor de la enjundiosa propuesta guiada por Julio Pérez Perucha, Antología crítica del cine español 1905-1995 (Ediciones Cátedra/Filmoteca Española, Madrid, 1997). Un punto de partida (ni descatalogado ni superado, pese a algunos malevolentes comentaristas) que sienta las bases de una nueva historiografía (y filología) fílmica, proseguida por un notorio grupo de estudiosos presentes (en su mayoría) en la obra editada por Julio Pérez Perucha. Un modo de representación del cine español que no es la única vía de repensarlo (e historiarlo), siempre bajo el paraguas de la pugna/tensión entre tradición y modernidad (o generación del 98 vs. generación del 27), como refleja, por ejemplo, la visión sostenida por Vicente J. Benet (en El cine español. Una historia cultural, Ediciones Paidós, Barcelona, 2012). Dos tendencias en lid y en conflicto (no cruento), de distintos derroteros, que evitan la siempre dañina simplificación, si bien apuestan por exploraciones/explicaciones/valoraciones ciertamente dispares. Personalmente, determinadas reflexiones sobre periodos específicos del cine español, el interés discreto de ciertas aseveraciones o la (alicorta) defensa del internacionalismo/compopolitismo del cine español presentes en el juicio de Benet no nos convencen, y en cambio sintonizamos más con la propuesta liderada por Perucha, en la cual se alinea con esmero los escritos de Castro de Paz. Una demostración palmaria de su tarea recae en Sombras desoladas, ensayo levantado a partir del poderoso análisis de los procedimientos formales de cada película, de su entronque con las tradiciones culturales (y su sustrato popular)... Nada es sencillo ni transparente. El cine español de la época no es solo un triste reflejo de una unívoca realidad franquista. No supone un inexorable destino en lo universal. El operativo mapa topográfico dibujado por el autor significa un panorama de conflictos, transformaciones, rugosidades, hibridaciones, ambigüedades... La disensión (y la disidencia) son posibles. Y dotar de visibilidad, arrojar luz a los agujeros negros del periodo es una de las apuestas (y virtudes) fundamentales acometidas (y cumplidas) por este sobresaliente ensayo. Consideramos un cierto tipo de cine español armado sobre un particular realismo costumbrista, cuyas sabrosas fuentes cabe cifrar en Wenceslao F. Flórez y Carlos Arniches, donde el sainete deviene "territorio de confrontación entre concepciones culturales progresistas, liberales y eclesiásticas conservadoras" (como exponía Pérez Perucha en 1984) y donde "la veta más rica, original y creativa del cine español tiene que ver, justamente, con la manera en que determinados cineastas y películas heredan, asimilan, transforman y revitalizan toda una serie de formas estéticas propias en las que se ha venido expresando historicamente la comunidad española" (en palabras de Santos Zunzunegui de 2005). El desigual pero rico y complejo corpus fílmico del periodo postbélico se asienta en las contrastadas personalidades de José Luis Sáenz de Heredia y Rafael Gil, como figuras epónimas (y en la intervención de cineastas menos centrípetos, más periféricos, de Edgar Neville a los "telúricos", encabezados por Carlos Serrano de Osma). Amén de otros relevantes como Antonio Román, Benito Perojo, Juan de Orduña o (en exceso) Ramón Torrado. Asimismo, se da cuenta de excéntricos como "Tono", Ramón Barreiro o Enrique Gómez. ¿Un reproche? La escasa incidencia concedida al Ignacio F. Iquino de sus comedias alocadas, arrevistadas. Los jalones significativos sobre los que edifica su trabajo despliega films decididamente heterogéneos y contradictorios (como, a veces, los materiales de que parten) como Rojo y negro, ¡A mí no me mire usted!, El destino se disculpa, Mariona Rebull, las aguas bajan negras, ¡¡Polizón a bordo!!, Huella de luz, Viaje sin destino, La casa de la lluvia, Barrio, Domingo de carnaval, El clavo... Estos, y otros títulos, corroboran la densidad y el interés de un territorio fílmico documentado con precisión, analizado con clarividencia (nada de chata exaltación ni de resabiados latiguillos comunes) por Sombras desoladas.



Los habitantes de la casa deshabitada, Gonzalo Pardo Delgrás, 1946






El murmullo de las imágenes
Imaginación, documental y silencio
Josep M. Català Domènech
[Encuadre] libros, Santander: Shangrila Textos Aparte, 2013

Una reseña de Ramón Freixas
Dirigido por... nº 435, julio-agosto 2013


A lo que parece, teorizar es un nefando vicio y en todo caso cada vez más fuera de foco editorial. Hay empero excepciones. Por ejemplo, un pensador como Josep M. Català, siempre personal en sus ensayos sobre la imagen, como certifica este libro (de sugerente título), que inaugura una nueva colección del sello Shangrila. Su ensayo se anuda en torno a la lacaniana tríada de lo real, lo simbólico y lo imaginario. El silencio como concepto (su dramaturgia como núcleo central) y el cine documental (sus fronteras) como nudos de interés. El espacio de la metáfora, la antropología del silencio, los fundamentos de la teoría de la imaginación entran en dinámica y dialéctica relación en las cuatro secciones del libro.



El desierto rojo, Michelangelo Antonioni, 1964