25.6.13

XXIII. "BÉLA TARR, EL TIEMPO DEL DESPUÉS" / BÉLA TARR. ¿QUÉ HICISTE MIENTRAS ESPERABAS?"





"[El] plano secuencia que abre La condena es la marca de estilo de Béla Tarr: un movimiento en un sentido y la cámara que se mueve en sentido inverso; un espectáculo y el lento desplazamiento que nos conduce hacia quien lo contempla; una masa negra borrosa que se revela como un personaje visto de espaldas."




Béla Tarr, el tiempo del después
Jacques Rancière




"Un estilo, lo sabemos desde Flaubert, no es el ornamento de un discurso sino una manera de ver las cosas: una manera “absoluta”, dice el novelista, una manera de tornar absoluto el acto de ver y la transcripción de la percepción, contra la tradición de la narración presurosa por ir al encuentro del efecto que sigue a la causa. Para el escritor, no obstante, “ver” es una palabra ambigua. Es necesario “hacerse ver la escena”, dice el novelista. Pero lo que escribe no es lo que ve y es esta distancia lo que dota a la literatura de existencia. Ocurre de otra forma para el cineasta: lo que ve, lo que está frente a la cámara, será también lo que el espectador vea. Pero para él también existe la elección entre dos maneras de ver: la relativa, que coloca lo visible al servicio del encadenamiento de las acciones, y la absoluta, que otorga a lo visible el tiempo de producir su propio efecto."



Béla Tarr, el tiempo del después
Jacques Rancière