2.5.13

TEXTOS EN RED - DERIVAS Y FICCIONES: PABLO PICASSO "O MAKE A MASK"


COORDINADORES: MARIEL MANRIQUE - HERNÁN MARTURET


PABLO PICASSO
O MAKE A MASK ...




POR MARIEL MANRIQUE - HERNÁN MARTURET



O make me a mask and a wall to shut from your spies
Of the sharp, enamelled eyes and the spectacled claws ...

Dylan Thomas



Por consenso académico, Las Señoritas de Avignon (Pablo Picasso, 1917) es un hito del arte moderno.  La imagen se libera de la representación mimética heredada del Renacimiento y la realidad estalla en múltiples planos. 

Hay cinco señoritas en un ¿burdel?. Tres observan fijamente al espectador, dos parecen llevar una máscara, todas ofrecen a quien mira sus cuerpos dislocados e hipnóticos, divorciados de los parámetros de la belleza clásica. Las cinco han asesinado a la Venus de Botticelli. 




Las señoritas de Avignon consuman una jugada formal que pulveriza la perspectiva “dorada”, multiplica el punto de vista y sacude la moral católica. 

Picasso no vio sus máscaras en África. Las encontró exhibidas en un museo, como un registro calcificado de otra era y un botín triunfal. Robó dos y las colgó en su memoria, para colgarlas luego del rostro de sus señoritas.

Si, tal como se insiste en señalar, el gesto de Picasso  consistiera en la incorporación de “lo otro” a su pintura para una expansión experimental de su repertorio, estaríamos ante un equivalente artístico del turista inofensivo que viaja por viajar y compra una tarjeta postal en territorio exótico, para enviarla o conservarla como un souvenir inerte. Pero Picasso no compró las máscaras. Se las robó al ladrón para resucitarlas.

Esta resurrección es un gesto político. 

Se dice: las señoritas de Avignon denuncian (...)