14.3.13

V. EL MURMULLO DE LAS IMÁGENES. IMAGINACIÓN, DOCUMENTAL Y SILENCIO, Josep M. Català Domènech, [Encuadre] libros, Santander: Shangrila Textos Aparte, 2013.



It's a Good Life if you don't Weaken, Seth, 2003


(...) Del silencio se ha hablado mucho y desde muy diversas perspectivas, pero la mayoría de las veces considerando la noción de forma literal, es decir, el silencio como ausencia de sonido o quizá como vacío en el discurso, ya sea en la forma de blancos tipográficos, como en Mallarmé, o a través de elipsis. No me apetecía volver sobre el tema desde esta posición un tanto reduccionista y excesivamente manida. Tampoco me parecía demasiado relevante explorar la vertiente más metafórica del silencio ─hablar de silencio en la escritura no deja de ser una metáfora, que se distingue de la que podríamos denominar literal-metafórica en que no se aparta demasiado de la literalidad, mientras que esta, por el contrario, tiende a lo simbólico: equiparar elipsis y silencio es una metáfora, pero bastante literal, puesto que hay algo que efectivamente se silencia en el discurso; por el contrario, decirlo de un espacio en blanco supone una metáfora, ya que el proceso transforma la hoja de papel en algo distinto, aunque al mismo tiempo ese blanco se convierte en un símbolo. No me interesaban, como digo, estos aspectos porque, por un lado, no parecían aportar gran cosa a la cuestión principal, que eran los cómics documentales y, por el otro, no casaban con mi intuición de que la forma silencio podía subvertir radicalmente nuestros usos mentales. Tampoco era cuestión de incidir sobre el tópico de que las imágenes son silenciosas, al modo de Malraux y sus conocidas voces del silencio, si bien es cierto que esta perspectiva apuntaba en la dirección adecuada, un aspecto del caso que prácticamente ninguna de las otras perspectivas intuía, a saber, el silencio en las imágenes, que no es lo mismo que el silencio de las imágenes. Dicho esto, es obvio que Malraux, al considerar estrictamente el silencio de las imágenes, se quedaba en la simple metáfora, sin que esta fuera tomada demasiado en serio en sus textos, que en esencia versan sobre el “discurso” que establecen las imágenes cuando pueden contemplarse agrupadas en los museos o a través de reproducciones antológicas.


Grabado de Física sacra, Jakob Scheuchzer, siglo XVIII


Consideré, por lo tanto, que podía encontrarse otro camino que, además de reunir todos estos factores, ofreciera una visión más profunda del silencio visual. A este territorio había que entrar, obviamente, a través de la metáfora, pero sin abandonar por ello la posibilidad de encontrar los aspectos literales de esa metáfora. Es decir, había que dejar que la metáfora abriera las puertas y luego comprobar si lo que la figuración ofrecía se materializaba en las propias figuras, es decir, en las formaciones visuales. Y, más aún: ver si esta parte, lo que podríamos denominar la dramaturgia del silencio, que forma el núcleo central del libro, tenía alguna conexión con la estructura de nuestra mente y si podía considerarse, por lo tanto, que de ella se desprendían factores epistemológicos o hermenéuticos, aunque esta posibilidad no apareció hasta más tarde y fue la que, en realidad, complicó todo el asunto. (...)



Fragmento del prólogo de
El murmullo de las imágenes.
Imaginación, documental y silencio




EL MURMULLO DE LAS IMÁGENES
IMAGINACIÓN, DOCUMENTAL Y SILENCIO
Josep M. Català Domènech

17x23cm. - 300 páginas


Encuadernación rústica con solapas

ISBN: 978-84-939366-8-6


PVP: 18.00 euros


Gastos de envío:



Nacional: 0.00 euros
Resto Europa: 17.00 euros
Exterior: 23.00 euros