19.1.13

TEXTOS EN RED - DERIVAS Y FICCIONES: PASTA NERA - ALGUNA VEZ LOS TRENES FUERON HACIA EL NORTE

COORDINADORES: MARIEL MANRIQUE - HERNÁN MARTURET



PASTA NERA
ALGUNA VEZ LOS TRENES FUERON HACIA EL NORTE



                                 
                                

POR IVANA MARGARESE


Puede llamarse contemporáneo solo quien no se deja enceguecer por las luces del siglo y logra avistar en ellas la parte de la sombra, su íntima oscuridad.

G. Agamben, Che cos’è il contemporaneo?


Sabe, aquí todos somos parecidos, en cierto modo, 

todos en busca de alguna cosa que hemos perdido.

D. Ugrešić, Il museo della resa incondizionata



Si el rito es, de alguna forma, un nudo entre tiempos diversos, una acción, un gesto que ya ha sido y que se destina a ser, todavía, entonces no puede no cumplir un rol fundamental en nuestro modo de ser contemporáneo. Según la feliz definición de Giorgio Agamben, ser contemporáneos no significa mirar fijamente el propio tiempo sino fijarlo intentando percibir en el mismo, más que las luces, la oscuridad, para ser así capaces de transformarlo al ponerlo en relación con otros tiempos y leer su historia de manera inédita:

En el universo en expansión, las galaxias más remotas se alejan de nosotros a una velocidad tan fuerte que su luz no logra alcanzarnos. Lo que percibimos como la oscuridad del cielo es esta luz que viaja velocísima hacia nosotros y no puede, no obstante, alcanzarnos, porque las galaxias de las que proviene se alejan a una velocidad superior a la de la luz. Percibir en la oscuridad del presente esta luz que intenta alcanzarnos y no puede hacerlo, esto significa ser contemporáneos.

Es realmente contemporáneo quien no adhiere estrictamente a su propio tiempo ni se adecua a sus expectativas y es, por esta causa y en este sentido, inactual; pero, precisamente mediante este anacronismo y este desvío, es más capaz que otros de percibir y (...)