30.10.12

V. SOMBRAS DESOLADAS. COSTUMBRISMO, HUMOR, MELANCOLÍA Y REFLEXIVIDAD EN EL CINE ESPAÑOL DE LOS AÑOS CUARENTA, José Luis Castro de Paz, Hispanoscope libros, Santander: Shangrila Textos Aparte, 2012





Benito Perojo


(...) los productores cinematográficos adoptaron idéntica posición abstencionista sobre el conflicto bélico y la “Nueva España” que la que habían mantenido durante la Guerra Civil. Así, por ejemplo, los filmes realizados en régimen de coproducción con Italia y Alemania (tanto por parte de Saturnino Ulargui como de la productora valenciana CIFESA, de la que enseguida hablaremos), utilizados también con frecuencia para significar el sesgo fascista de la producción durante los primeros años cuarenta, pueden considerarse, aun con matices, películas de entretenimiento que omiten toda referencia a la realidad española. Carmen, la de Triana (1938), por ejemplo, dirigida en Berlín por Florián Rey e interpretada por Imperio Argentina, dista bien poco de los mejores ejemplos del exitoso modelo populista que la productora CIFESA, el director y la estrella habían logrado poner en pie durante la República (Nobleza baturra, Morena Clara, La hermana San Sulpicio). Por su parte, Los hijos de la noche (I Figli della notte, 1940), dirigida en Roma por Benito Perojo, uno de nuestros cineastas mayores, y basada en la obra de Adolfo Torrado y del republicano Leandro Navarro y con diálogos de Miguel Mihura, es un filme todavía republicano que llega incluso a proponer virulentos montajes por contraste –no presentes en la obra original– que confrontaban con inusual dureza la opulenta vida burguesa y la de un proletariado –estrictamente miserable– sin cabida hasta entonces en el cine español de ficción, lo que motivó la coincidente reacción negativa de los críticos mussolinianos y de los españoles ante un filme que, en palabras de Gubern, se adelantaba a los propios italianos “en sus escarceos preneorrealistas, al ambientar parte de la acción en un marco social decididamente miserabilista”. Un “hibridismo”, en fin, que –afectando, según los casos, al folclore valenciano o al andalucista, así como a la comedia populista y urbana– parecía el resultado del conflictivo lugar que dichos filmes ocupaban entre la continuidad (con esos incipientes modelos populistas que sus directores habían cultivado con inusitado éxito en los años anteriores) y la metamorfosis (hacia el “discurso esclerotizado” que la Nueva España intentaba denodadamente acuñar). (...)

(Del capítulo 3: Conflictos, pervivencias y transformaciones. Filmes "de transición" o el complejo filtraje de los nutrientes populistas del cine republicano en los primeros años cuarenta)





Los hijos de la noche, Benito Perojo, 1940



SOMBRAS DESOLADAS
COSTUMBRISMO, HUMOR, MELANCOLÍA Y
REFLEXIVIDAD EN EL CINE ESPAÑOL DE LOS AÑOS CUARENTA
 

José Luis Castro de Paz

17x25cm. - 376 páginas
Encuadernación rústica con solapas
620 imágenes (600 capturas de fotogramas)



ISBN: 978-84-939366-6-2
PVP: 18.00 euros


Gastos de envío:
Nacional: 0.00 euros
Resto Europa: 17.00 euros
Exterior: 23.00 euros