3.9.12

SHANGRILA TEXTOS APARTE: SEIS AÑOS FUERA DE CUADRO





A Juan Gilabert, en la memoria


Cumplimos seis años.

En los difíciles tiempos que nos toca vivir, con más motivo son necesarias iniciativas totalmente independientes en el ámbito cultural que sean capaces de demostrar con su incidencia real que es posible su mantenimiento y consolidación sin renunciar a la combatividad. En nuestro caso: una iniciativa en constante reelaboración a través de la praxis y de la puesta en forma de su línea de edición, un espacio de intervención en el medio y los sectores donde se inserta.

SHANGRILA TEXTOS APARTE es una realidad a día de hoy porque tiene el apoyo de aquellos que les interesa nuestras publicaciones en papel y las adquieren. De otra forma es obvio que es imposible mantener la labor que realizamos y, como de hecho vamos a hacer, ampliarla. Si no contáramos con el necesario respaldo, poco sentido tendría nuestra existencia más allá de una práctica, respetable por otra parte, de autoconsumo de un lector localizado alrededor de unas publicaciones, digitales o no. Como tal ejercicio y fin en sí mismo, no nos estimula ni interesa como proyecto. El reto que tenemos por delante es distinto. Esa realidad antes aludida confirma que la estrategia elegida, sorteando las muchas dificultades que hay que lidiar, es válida para asentar una iniciativa de las características de SHANGRILA TEXTOS APARTE. Seguir en la brecha no es fácil. Esperamos, a pesar de esos complicados tiempos o precisamente por ellos, seguir teniendo el apoyo de los que hasta el momento lo han dado y continuar creciendo. A todos, gracias.

La definición de Archipiélago que la magnífica y ya desaparecida revista amiga del mismo nombre, cuyo subtítulo era: Cuadernos de crítica de la cultura, utilizaba en cada uno de sus números: “Conjunto de islas unidas por aquello que las separa”, nos parece oportuna y saludable. Lamentablemente, en el campo que nos movemos no se suele tender ni aceptar puentes y sí acentuar las distancias.

De ahí que, según la orilla y óptica desde y con la que se mira, se nos reencuadre y etiquete al gusto, en alguna ocasión con ligereza. No por ello, la frase publicitaria que utilizamos para definir nuestra actividad deja de parecernos, por muchas razones, pertinente, por lo tanto, la seguimos utilizando porque, sin intención alguna de situarnos al margen de nada ni de asumir el papel y las posturas de francotiradores ni de entrar en debates, convenientemente actualizados, por ejemplo, sobre la cinefilia y la crítica (no nos reclamamos parte ni de una ni de la otra, afortunadamente hay vida y espacio más allá de ambas), actuamos, vivimos y luchamos al dictado y compromiso de su significado:


SHANGRILA TEXTOS APARTE: UN ESPACIO FUERA DE CUADRO.